De cabinas y glosarios

Inicio » Interpretación » Nadie es profeta en su tierra

Nadie es profeta en su tierra

Dicen que nadie es profeta en su tierra; que el éxito viene antes de cualquier otro lugar que de donde uno es conocido y apreciado.

Nunca he entendido por qué.

Hace unos meses leí en algún blog de un intérprete que normalmente las agencias lo contrataban para interpretar en la ciudad Y cuando vivía en la ciudad X y de tanto que lo llamaban decidió mudarse a la ciudad Y, donde ya nunca más le volvieron a llamar esas agencias. El motivo – le decían los clientes – era que la comodidad hace que el profesional se relaje y pierda ambición y, con ello, profesionalidad.

¿Para qué te vas a esforzar en hacer tu trabajo mejor cuando este te llueve del cielo y lo tienes a un paso de casa? Cuando se solicitan intérpretes para algún evento los profesionales de fuera saben que están en desventaja frente a los profesionales locales; por ello, se esfuerzan al máximo en el envío de las solicitudes y en la preparación del evento, dejando la imagen profesional del intérprete local bastante perjudicada.

Esto es, en resumen, la exposición de motivos que le dieron los clientes al escritor del blog para justificar la contratación de intérpretes de fuera, quien, por su parte, tuvo que buscarse, con bastante éxito, nuevos clientes en su nueva ciudad.

Desde mi punto de vista es una solemne idiotez.

El motivo de mi entrada es, sin más rodeos, que después de un año vagando por medio mundo en busca de un lugar donde asentarme, me han llamado de mi tierra natal, Sevilla, para una interpretación (en realidad para dos, pero una he tenido que rechazarla por falta de tiempo).

He escuchado durante el último año retahílas interminables de otros intérpretes profesionales sobre lo mal que anda este sector en nuestra ciudad, sobre la necesidad de buscarse otros trabajos (a menudo varios) y sobre la falta de valoración profesional de los intérpretes.

Dejando a un lado el punto 3, considerándolo una enfermedad crónica de nuestra profesión, he tenido ocasión de meditar bastante sobre los puntos 1 y 2. No quiero ilusionarme demasiado y pensar que a partir de ahora llegará la buena racha, asumiendo que los de mi tierra se quejan de vicio son un poco quejicas (no solo los intérpretes, sino el sevillano en general), porque me parece desconsiderado con mis colegas, que tienen muchos más años de conocimiento del mercado local, pero tampoco quiero dejarme arrastrar por el pesimismo reinante y perder la oportunidad de dar a conocer mi talento en el lugar que me vio nacer (y formarme). Creo que puede ser una buena oportunidad para meter la cabeza (¡por fin!) en el mercado local y, desbordando un poco de positivismo (¿por qué no?) ser profeta en mi tierra.

 

¿Sonarán las campanas? La crónica y el resumen de la experiencia los dejaré para futuras entradas.

Anuncios

6 comentarios

  1. Enhorabuena =) Se cumple lo de “cuando menos te lo esperas”, sumado a la valía 🙂

    • ¡Muchísimas gracias!
      La verdad es que no, no me lo esperaba y menos ahora tal y como está el panorama. Estoy temblando como si fuera la primera vez. Va a ser un buen impulso a todos los niveles, comenzando por la autoestima y siguiendo por la transformación de pensamientos estáticos en ondas de creación positiva 🙂 Ya expondré los resultados en detalle para ver si se ajustaban a mi percepción inicial.

      1 abrazo

  2. 1000y1traducciones dice:

    ¿De verdad que las empresas prefieren intérpretes de fuera de la ciudad? Yo no tengo experiencia profesional de este tipo, pero sí que he participado en varios procesos de selección de Babels. Y en todos ellos no me eligieron precisamente por no vivir cerca del lugar donde se realizaría la interpretación. Claro que ahí el ahorro de costes es especialmente importante, al tratarse de una organización sin ánimo de lucro…

    En otro orden de cosas, mucha, mucha suerte en tu nueva aventura. Esperamos tus crónicas!

    Un abrazo, =)

    Alejandra.

    • ¡Muchas gracias!

      La verdad es que yo también me quedé de piedra cuando lo leí, pero este intérprete ya llevaba años en la profesión, por lo que decidí hacerle caso, aunque, bueno, ya se sabe, no todos los casos son extrapolables.

      Muchas gracias por comentar 😉

      1 abrazo

  3. La interpretación no es lo mío (aunque en la cabina de la uni liberaba más adrenalina que en Isla Mágica xD) pero tampoco me parece que contratar intérpretes de fuera sistemáticamente tenga mucho sentido. De hecho, si yo contratase a un intérprete procuraría que estuviese tranquilito y descansado, y si le puedo ahorrar un viaje, pues mejor.

    En fin, enhorabuena y mucha suerte 😉

  4. Yo tampoco le veo mucho sentido, la verdad; pero el comentario de este intérprete en su blog estaba más que basado en hechos reales y no me gusta desconfiar de otros profesionales. Lo único que puedo hacer por ahora es ponerme manos a la obra y hacerlo muy bien para que me llamen otras veces, porue tal y como está la cosa…
    Un abrazo y gracias por pasarte 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Localización y contacto

955095642

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: